Mensaje de Paz 3

Mensaje de Paz 3.  El Verdadero propietario en establecer el reino de paz y unidad en el cielo y en la tierra.  10 Abril 2006. Asociación de personas de origen Mongol para el mundo de Paz. (Sun Myung Moon)

Espero que podáis llenar vuestros corazones con la nueva primavera de fortuna celestial y llevar estas palabras de vuelta a vuestras naciones. Y podáis construir un consejo de paz y una organización legislativa incluyendo a estos lideres religiosos globales, y poder conseguir  una organización de  nivel superior a las naciones unidas existentes.

Este consejo de paz, va a trabajar por el bienestar y la paz de toda la humanidad, desde  una perspectiva   universal e interreligiosa. Esta organización no aparece como un deseo o proyecto personal, es un regalo o fortuna que el cielo da a la humanidad.

Dios es el creador de todas las cosas bajo el sol. Es el Verdadero Padre de la humanidad. Dios no es el Dios de ninguna religión o nacionalidad. No importa su nombre exterior, lo importante es que existe y vive como el Verdadero Padres de todas las personas, y ha llevado a lo largo de toda la historia, un gran trabajo en su creación. Dios gobierna con amor todo el universo. Dios lleva la providencia de su trabajo de la restauración con sus principios y las leyes de la naturaleza.  La mente del hombre es más elevada que su cuerpo. Y el espíritu es más elevado que la mente física. Dios reside en el lugar más elevado del mundo espiritual, donde nuestros espíritus van en el momento de nuestra muerte. Solo cuando estamos unidos a Dios en amor verdadero estamos completos o satisfechos.

Una persona unida a Dios, llega a ser perfecta, aunque por fuera parece una persona normal, pero representa a toda la historia, y al futuro, llegando a tener un valor infinito.

Una vez que entendemos que tenemos un valor universal y eterno, sabemos que hay que vivir nuestra vida en función de la futura vida eterna.

Nuestra conciencia conoce y recuerda las acciones que hemos hecho y los pensamientos que hemos tenido, vuestra conciencia llega a saber eso antes que vuestro profesor, vuestros padres, o incluso Dios mismo.

Si vivimos de acuerdo a nuestra conciencia, que es nuestro verdadero maestro, tenemos garantizado la vida eterna. Esta es la forma de la creación de Dios. Dios nos creo con características duales. El cuerpo físico es una miniatura del mundo físico tangible. El cuerpo espiritual es el señor y representante del Mundo Espiritual.

El Mundo espiritual aunque no se percibe con los ojos del cuerpo físico, pero es la existencia automática de nuestras vidas después de la vida en la tierra, y su eterna morada. El Mundo Espiritual existe, no es una fantasía. Al mundo espiritual vamos todos al morir, no podemos rechazar o elegir si queremos ir, es nuestro destino.

En la relación entre el cuerpo espiritual y el cuerpo físico del ser humano la parte espiritual es la más importante de las dos. El cuerpo físico vive unos 100 años, mientras que el cuerpo espiritual  vive eternamente, transciende el tiempo y el espacio. Antes de morir, tenéis que tener armonía entre el cuerpo espiritual y el cuerpo físico, viviendo una buena vida. Cada uno es responsable de perfeccionar su espíritu, dentro de su cuerpo físico, durante la vida en la tierra, expresando amor verdadero en cada acción que hacemos, de esta forma llegamos a perfeccionar nuestro espíritu. Si el fruto no madura en el árbol, no está bueno y no se puede comer. Al vivir en el mundo físico, cada acción es registrada en nuestra parte del yo espiritual,  y se contrasta con las leyes del cielo. Cada uno va al mundo espiritual, de acuerdo al estado espiritual, que hemos ido formando durante los años de vida en la tierra. Nuestro espíritu al morir, muestra la vida que hemos llevado, una vida de bondad y armonía o una vida de contradicción y conflictos.

Dios no nos juzga, somos nosotros mismos que determinamos nuestro destino de acuerdo a nuestra vida en la tierra. No podemos vivir una vida centrada en los placeres o deseos físicos, siguiendo todas las tentaciones, o deseos físicos. Lo mejor es vivir una vida sin estropear o dañar nuestro cuerpo espiritual. Nuestro destino se determina por las palabras y obras de cada momento.

El cuerpo espiritual no puede seguir su propio camino, tiene que llegar a tener una relación de amor verdadero con el yo físico. No podemos permitir que constantemente estén en lucha nuestra parte espiritual y la parte material. Dios nunca creo a la humanidad en este estado de conflicto y desorden. Es nuestra responsabilidad superar las dificultades y conseguir la victoria, siguiendo a nuestra conciencia.

La fortuna celestial se va a manifestar  con los que vivan una buena vida.

El cielo es un mundo rodeado de verdadero amor y se llega a establecer con el amor verdadero como su centro. El amor verdadero es la forma externa y el contenido interno del cielo. En el cielo, el amor verdadero está presente desde el principio hasta el final. En el cielo, las personas, nacen, viven y mueren centrados en el verdadero amor, y pasan de forma natural al mundo espiritual al final de sus vidas.

El conflicto y los celos o envidias, no pueden existir en ese mundo, ya que las personas viven por el beneficio de los demás. En el cielo no se gobierna por el dinero o poder físico. En el cielo el éxito de una persona representa el éxito del conjunto, y la alegría de una persona representa la alegría del conjunto. El aire en el cielo se forma del amor verdadero. En el cielo las personas están conectadas al Dios verdadero con lazos de sangre. Todo el mundo está conectado, con una relación que no puede separarse, como las células del cuerpo. En el mundo ideal el amor verdadero lo gobierna todo. La esencia de Dios es el amor. Dios mismo también existe por el beneficio del amor verdadero.

Una vida de amor verdadero.

Tenéis que vivir una vida que esté completamente dedicada al amor verdadero. Amar a Dios más de lo que hizo Adán, Eva y otras figuras providenciales. Manteniendo una actitud de amor verdadero debéis unir vuestra mente y vuestro cuerpo y establecer en vuestra vida la esfera de las relaciones centradas en el amor verdadero. Debéis establecer una familia y conseguir que 3 generaciones (Abuelos. Padres e Hijos), vivan juntos centrados en el amor verdadero.  La esencia del amor verdadero es darlo todo para vivir por el beneficio de los demás. Es un tipo de amor que da y continúa dando hasta el final. Es un amor que da con alegría. Es como el amor de una madre que nutre a su bebe, con su pecho. Como un hijo o hija que vive con la actitud de piedad filial hacia sus padres. Como el amor de Dios al crear a la humanidad, con un amor y una actitud absoluta, única, incambiable y eterna, de amor, que da sin condiciones y no espera recibir nada a cambio.

El amor verdadero trae el orden espiritual, la paz y la alegría que sirven al bien común. El  amor verdadero determina la fuente,  el centro y el propietario del universo. El amor verdadero sirve para erradicar los muros y barreras nacionales, raciales, y religiosas, creadas en este mundo debido a la caída del hombre.

La condición necesaria para entrar en el cielo, es vivir una vida para el bien de los demás, una vida de amor verdadero. En este mundo muchas personas están atrapadas por el individualismo extremo, centradas en el beneficio material. Han olvidado el sentido de los valores y han llegado a estar en un nivel de desear solo la satisfacción individual. (Alcoholismo,  Drogadicción, sexo libre, intercambio de parejas, violaciones, incesto, etc.). Actividades que no se realizan ni en el reino animal (Incesto). En este mundo han llegado a haber verdaderas bestias con rostro humano. Este mundo ha llegado a ser un infierno en la tierra, y la idea de construir un mundo ideal centrado en Dios, no puede ni ser imaginada.

Los resultados de la Caída humana.

Los problemas que tiene la humanidad son debido a la caída de Adán y Eva, nuestros primeros antepasados. Adán y Eva se encontraban en el nivel de perfección del periodo de crecimiento y tuvieron una relación sexual antes del momento correcto, debido a la influencia de Satán. La Caída fue una relación sexual ilícita entre un hombre y una mujer. Después de miles de años las personas continúan cometiendo estos actos que dejan una gran herida en el corazón de Dios. La humanidad ha sido incapaz de escaparse de la esfera del linaje falso. Un hombre y una mujer solos son la mitad del todo. Dios en su creación ha intercambiado en cada parte los órganos sexuales, para que sean complementarios. El propietario del órgano sexual de la mujer es el marido y el propietario del órgano sexual del marido es la mujer. La pareja para llegar a ser los propietarios del amor, si viven centrados en el Verdadero Amor. El órgano sexual es sagrado. Es el origen de la vida, donde aparece la semilla de la nueva vida, el sitio donde el  amor florece, donde se genera el fruto del linaje. Con una actitud absoluta de control del órgano sexual, aparece el linaje absoluto, el amor absoluto y la vida absoluta, que traen armonía, unidad, liberación y tranquilidad absoluta.

Si restauramos la posición de dueños del órgano sexual (Autocontrol), conseguimos tener el amor de Dios. Dios es el sujeto de los 3 grandes tipos de amor. Dios es el dueño del universo, el maestro verdadero el verdadero propietario y el Padre y Madre verdadero del Amor.

Todas estas enseñanzas se llegan a realizar en una familia, como un modelo y entonces se pueden expandir a la sociedad, nación mundo y universo, llegando a establecerse el Reino de Paz, que está basado en el modelo de una Familia Ideal. Debido a la caída humana, Adán perdió el linaje original, y llego a heredar el linaje falso de Satán, llegando a ser un falso maestro, un falso padre y un falso rey.

Jesús vino para invertir o restaurar los resultados de la caída humana. (Segundo Adán).  Si Jesús no hubiera sido llevado a morir en la cruz, hubiera restaurado el linaje de Dios, y establecido una familia verdadera, como el salvador de la humanidad, y en su tiempo se hubiera establecido el Reino De los Cielos en la tierra. En ese tiempo, sus discípulos, los líderes del judaísmo, los gobernantes de Israel, todos fallaron en reconocerle como Cristo, y esta falta de fe, le llevo a la muerte. La vida de Jesús en la tierra, dejo en Dios un corazón herido, Jesús no pudo dejar descendientes. Incluso en estos 2000 años de cristianismo, no se ha podido entender a Jesús completamente. Jesús abandono este mundo con la promesa de la segunda llegada.

El ideal que Dios tenía para realizar en el tiempo de Jesús, se está realizando en este tiempo a través de los Verdaderos Padres, que han recibido la guía del cielo.

Sun Myung Moon, vino con la misión de completar la posición de Verdaderos Padres, y ha llevado una vida de sufrimiento y persecución. El tercer Adán debe realizar lo que no se realizo con el primer y segundo Adán. La misión del Tercer Adán, es la de cumplir la posición del Salvador, Mesías, y Señor de la Segunda Llegada, y la misión de los fundadores de las grandes religiones.  No puede permitirse ningún error. Ha llevado un curso solitario, un curso por el desierto, incomprendido por todos. Una vida entre la vida y la muerte. Manteniéndose fiel a la promesa que hizo a Dios. Aunque es inocente Sun Myung Moon, ha sido puesto en prisión 6 veces.

Estuve en prisión por trabajar en el movimiento de independencia de Corea, cuando estudiaba en Japón. Por predicar la voluntad de Dios en Pyongyang, Corea del Norte, en tiempo del comunismo. En Corea del Sur, bajo la administración de Syng Man Rhee. (Varias Veces). Y en los estados Unidos, Danbury.  He llevado una vida difícil por el beneficio de consolar el corazón de Dios, y para conseguir la salvación de la humanidad caída.

Si hoy en día alguien me muestra simpatía, o agradecimiento, yo derramo lágrimas de emoción.

El cielo empieza en la familia.

La etapa de la restauración por indemnización ha pasado ya. Está llegando a nosotros la etapa del gobierno constitucional guiado por la ley celestial. Vivimos en una era de gracia y bendiciones. En este tiempo podemos recibir la Bendición de los Verdaderos Padres, y realizar el cambio de linaje y vivir una vida vertical alineada al cielo, sin sombras de ningún tipo, y se puede entrar en el cielo automáticamente. (Al establecer una familia verdadera, y vivir una vida buena, así al morir te diriges al Reino de los Cielos y vives una vida eterna allí.

Cada uno debe llegar  a ser hijo o hija de Dios, y perfeccionar las relaciones de Padres e Hijos, al compartir una vida con Dios. (Conectados a través del linaje de sangre). Resumiendo: Debemos llegar a ser el objeto del amor de Dios, y vivir con Él.

Si nuestros padres llaman a Dios Padre, ¿Debemos nosotros llamarlo Abuelo? No. Desde el punto de vista de Dios, el centro vertical, todos los objetos de amor tienen el mismo valor, en una relación de amor perfecta. El Reino de los Cielos debe ser conseguido primero en la tierra. El cielo no está en nuestra imaginación, en una galaxia lejana. Es un Reino substancial en la tierra, solo se crea cuando uno está expresando el amor verdadero. Si vives de esa forma al dejar el mundo, automáticamente entras en el cielo. Pero si no has vivido de esta forma en la tierra, no puedes entrar en el cielo al morir. No os olvidéis nunca, la vida que llevamos en la tierra, determina nuestro destino en la otra vida.

El Valor de la Familia.

En la familia debe haber amor, los unos por los otros. El amor debe de estar conectado, entre Padre y Madre, hermanos y hermanas, esposo y esposa, vecinos y familiares cercanos. En la familia todas las relaciones y afinidades están conectadas a través de un amor mutuo. Echamos de menos a cada miembro de la familia. Este ideal familiar, no se ha cumplido todavía, debido a la caída de Adán y Eva. La humanidad en la historia, ha estado aislada, ha perdido su centro y su relación con la tierra natal original. En este tiempo de después de la venida del cielo, se ha abierto la puerta para poder volver a la tierra natal original y encontrar a su familia. Vivimos en un tiempo de fortuna especial en el que podemos restablecer la familia original que se perdió en el tiempo de Adán y Eva.

Una familia de 3 generaciones viviendo en armonía.

La familia original debe de ser establecida. La familia de Adán, la familia de Jesús y la familia del Señor de la Segunda Llegada. Necesitamos una familia de 3 generaciones, viviendo juntos en armonía. (Abuelos, Padres, e Hijos). En esta familia, se atiende a los Abuelos como la raíz de los antepasados. En este modelo de familia ideal. Hay respeto por los Abuelos, los Padres e Hijos se aman, y se respetan. El marido y la esposa se unen en confianza mutua y en amor. Los hermanos y hermanas se ayudan unos a otros. Y todos viven juntos en unidad. En este tipo de familia, emerge el fruto del Verdadero Amor. Los abuelos, representan el pasado, el Mundo Espiritual. Los padres representan el presente. Y los Hijos, el futuro. Al unirse, se crea la esfera de armonía entre el Mundo Físico y el Mundo Espiritual. Nuestro movimiento quiere realizar una sociedad de vivir unos por los otros, de prosperidad para todos, y beneficio mutuo, al tener una causa común como ideal. Y al final conseguir que la humanidad sea una gran familia. Antes de conseguir un mundo ideal, es necesario conseguir buenas familias, y como resultado vendrá el Reino de Paz en la tierra.  Dios llega a ser el sujeto de nuestra conciencia, actuando verticalmente. Al seguir a nuestra conciencia nuestra mente llega a estar en la posición vertical respecto a uno mismo, y se consigue unir la mente y el cuerpo.

Damos las gracias a los Verdaderos Padres por darnos la luz y claridad en estos temas. La fortuna celestial eta ahora brillando sobre las personas. La cortina de la oscuridad está cayendo y derrumbándose. Levantémonos con coraje y gritemos: Quien quiera vivir, morirá y quien quiera morir, vivirá.

La misión de la Federación de los pueblos Mongoles, es de servir a la Federación para la paz universal que está en la posición de Abel, y trabajar en la posición de Caín, cooperando  para poder establecer el Reino Global de Paz Ideal y participar en el proyecto del túnel del estrecho de Bering (Entre Rusia y América).

Lleguemos a ser los príncipes y princesas que viven y atienden a Dios, el eterno Rey de Paz, como padre de la humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s